¡Yo lo he hecho! Y, además, he contribuido a hacer realidad el sueño de Saray de recrear un episodio de Friends donde Monica, Rachel y Phoebe se vestían de novia por un día (T4x20).

Ella me escribió hace algunos meses proponiéndome participar y, sin pensármelo dos veces, le dije que sí. Me parecía una experiencia divertida, diferente y… ¡La excusa perfecta para volver a ponerme mi vestido de novia!

volver a vestirse de novia

Pero todavía nos faltaba una tercera novia para poder hacer la sesión de fotos, así que pregunté en nuestro Club de las Prometidas si alguna se animaba a formar parte de este proyecto tan original. De esta manera se unió Marta, que se acababa de casar en septiembre. Ya estábamos las tres, ahora necesitábamos buscar una fecha. Decidimos esperar a que Marta pudiese recoger su vestido de la tintorería, por lo que quedamos el sábado 11 de noviembre para hacer la sesión de fotos.

Saray ofreció el salón de su casa y lo decoró como en la serie. De hecho, compró el cartel vintage que aparece en la casa de Friends. Como en ese episodio ellas están vestidas de novia pero «de andar por casa», decidimos contactar con la marca de calcetines Sockaholic. Ellos estuvieron encantados de participar y nos ofrecieron elegir entre todos sus modelos. Las tres decidimos llevar calcetines de caña alta y de estilo navideño-invernal. ¡La verdad es que nos fue difícil elegir porque todos sus diseños eran preciosos!

Volver a vestirse de novia

De izq a dcha: Marta, Saray y yo con nuestros calcetines Sockaholic

Nuestro fotógrafo fue Raúl Hidalga, un amor y súper atento en todo momento. En el episodio de la serie las tres protagonistas aparecen en el sofá del salón bebiendo cerveza y comiendo palomitas. Pero también hay un momento súper divertido donde juegan a lanzarse el ramo entre ellas. Así que nosotras también quisimos recrear esa escena.

Volver a vestirse de novia

La verdad es que fue toda una experiencia que volvería a repetir una y otra vez. Gracias a esta sesión he conocido personas súper interesantes y he vuelto a vestirme de novia. Pensaba que no iba a caber en el vestido (yo me casé en junio) pero parece ser que da un poquito de sí. ^_^ Lo que más me gustó fue verme de novia en un ambiente completamente distendido, sin los nervios que sentía en la boda. Fue muy, pero que muy divertido.

Volver a vestirse de novia

Parece que a veces sentimos que el vestido es algo sagrado, y que si lo sacamos de su contexto va a dejar de ser especial. Pero tras ponerme el vestido de novia por segunda vez, puedo afirmar que, al contrario, se convierte en un objeto con más valor porque le he añadido un recuerdo más.

Así que si estás pensando en volver a vestirte de novia, te animo de verdad a hacerlo. Póntelo y mírate al espejo. ¿Ves lo preciosa que estás? Pues así de preciosa eres siempre. El vestido sólo te lo recuerda. Te ayuda a tener presente lo querida que te sentiste el día de tu boda y todos los sentimientos bonitos que te rodearon. 🙂

Espero de corazón que te haya gustado nuestra sesión de fotos. ¡Un abrazo gigante!

Laura


Síguenos en Instagram

Novias: Saray Palomo: @sarayti, Marta Mimó: @timeforweddings, Laura Cuesta: @veloalviento

Fotografía: Raúl Hidalga: @raulhidalga

Calcetines: Sockaholic: @sockaholic_com

Newsletter

¿Quieres recibir contenido exclusivo que no publico en ninguna otra parte? Pensamientos, confesiones… Mi lado más personal te espera en esta newsletter.