Sííí!! Esa fue mi respuesta, aunque no recuerdo demasiado bien todo lo que sucedió después. Debió ser el subidón de adrenalina o la euforia del momento. Lo único que sé es que los siguientes días estuve flotando en una pompa. Estaba tan nerviosa que no reaccionaba, y me empecé a dar cuenta de que tenía todos los síntomas de una novia primeriza:

  1. No sabes muy bien qué hacer en esos momentos. Ni a quién decírselo, aunque deseas gritarlo a los 4 vientos. Decides ser cauta, a pesar del festival de emociones que sientes en tu interior.
  2. Te entra una especie de pánico a perder el anillo. Te lavas las manos y se te olvida ponértelo, porque quieras que no, es un complemento nuevo y no estás acostumbrada a llevarlo. Entonces, cuando te das cuenta piensas: lo he perdido,  ¿Y si se ha colado por el sumidero? ¿¿Dónde está?? Modo pánico ON.
  3. ¿Por dónde se empieza una boda? Te vuelves loca a buscando en Google: «¿Me caso, y ahora qué hago?» y sólo encuentras vestidos, caterings, fotógrafos… muchas cosas random que no te dicen específicamente por dónde empezar.
  4. Al final, tras leer muchos artículos, descubres la aplicación de Bodas.net. Sí, ¡yo no sabía que había aplicaciones para organizar bodas! Gran descubrimiento para una novia primeriza. Decides darte de alta y lo primero que te pide es el nombre de tu pareja y la fecha. Ah, ¡claro! ¡La fecha! Algo fundamental pero que con tanta información en la cabeza se te había olvidado plantear. Así que sacas el calendario y os ponéis a pensar cuándo va a ser el mejor momento para casaros.

Aquí es donde yo diría que se asientan los cimientos de la preparación de la boda. Hasta ese momento pasan por tu cabeza vestidos, coronas de flores, alianzas… Pero cuando decides la fecha bajas a tierra y comienza de verdad la aventura.

A partir de ese momento entras a formar parte del club de las prometidas, aquel donde un montón de novias primerizas se dan de bruces con la realidad de organizar una boda y donde, también, se encuentran las novias que ya han pasado por el altar alguna que otra vez.

Todas estamos perdidas, de una forma u otra, ya que la mayoría de nosotras sólo tenemos como referencia los programas de Divinity. Por eso he creado este blog, para que nos sintamos menos solas y compartamos nuestras sensaciones. Porque chicas, ¡pensad que este tiempo en el que estamos prometidas es uno de los más bonitos de nuestras vidas! Tenemos que disfrutar cada momento, los preparativos… ¡todo! Yo también me pongo nerviosa de sólo pensarlo pero es tan emocionante a la vez… ^_^

Tanto si eres novia primeriza como si no… ¡quiero que te sientas muy bienvenida en este blog! Te espero con los brazos abiertos y espero que disfrutes con los contenidos que voy a compartir aquí.

¡Un abrazo enorme!

Laura

Newsletter

¿Quieres recibir contenido exclusivo que no publico en ninguna otra parte? Pensamientos, confesiones… Mi lado más personal te espera en esta newsletter.