¿Hasta dónde puede llegar? Porque creo que mi cuerpo está a punto de desbordar…

24 horas después de escribir el último post conocí al nuevo gran amor de mi vida. He pensado que Roque estaba esperando a que lo dejase todo cerrado para llegar a mi mundo.

Nadie te explica la realidad de la maternidad, lo duro que llega a ser… Supongo que las demás mamás no quieren asustarte. Pero creo que es necesario.

La llegada de un bebé es mucho más que cuidar de una mini persona, implica cambiar por completo tus prioridades y tus necesidades. Ahora sólo importa él y, si tienes suerte, podrás encontrar un ratito para ti.

Por eso he tardado tres meses en volver al blog. No sé si podré actualizar tan a menudo como me gustaría, pero quiero seguir con Velo al Viento y con todas las ideas que tengo en mi cabeza.

La maternidad me ha cambiado y supongo que me cambiará más. Pero mejor te lo cuento todo a través de mi newsletter. ¿Qué te parece? ¿Me acompañas en esta nueva aventura? 

Newsletter

¿Quieres recibir contenido exclusivo que no publico en ninguna otra parte? Pensamientos, confesiones… Mi lado más personal te espera en esta newsletter.